logo_Crif.png

CRIF Kredit-Axborot Xizmatlari obtiene la licencia para establecer y operar una oficina de crédito en Uzbekistán

El Banco Central de Uzbekistán recientemente emitió una licencia para CRIF Kredit-Axborot Xizmatlari, permitiendo el establecimiento de la primera agencia de crédito privado de clase mundial en la República de Uzbekistán.

CRIF Kredit-Axborot Xizmatlari fue fundada por CRIF en asociación con seis bancos importantes en el país: el Banco Industrial y de Construcción de Uzbekistán, el Banco de la Alianza de Asia, el Banco de Finanzas de Inversión, el Banco Ipak Yuli, el Banco Ipoteka y el Banco Hamkorbank.

La concesión de la licencia es el resultado de un esfuerzo sostenido durante casi 4 años por parte de CRIF, seleccionado inicialmente como el protagonista de la industria de la oficina de crédito global para ayudar a establecer una infraestructura sofisticada y de vanguardia. Este notable hito se logró gracias al gran apoyo de los accionistas locales, la Corporación Financiera Internacional (CFI) por sus siglas en inglés, miembro del Grupo del Banco Mundial, y el Banco Central de Uzbekistán.

La creación de esta infraestructura crucial facilitará el desarrollo del mercado crediticio uzbeko, lo que a su vez ayudará a las PYMEs y los consumidores a continuar la transición a mercados más avanzados, basados en servicios sofisticados de referencia crediticia y soluciones de valor agregado. En definitiva, esto facilitará una mayor inclusión financiera en Uzbekistán.

Al mismo tiempo, gracias a la disponibilidad de información crediticia completa y actualizada, los prestamistas podrán prestar servicios financieros gracias a procesos sostenibles y controlables. Los prestamistas también podrán ampliar sus ofertas de crédito a consumidores y PYMEs.

En línea con el marco regulatorio y legal local, el sistema de burós de crédito desarrollado por CRIF reunirá información crediticia sobre individuos y empresas de prestamistas elegibles y cualquier prestamista alternativo posible.

“Uzbekistán se encuentra sin duda en una fase interesante de crecimiento económico. El aumento de la competencia y las inversiones regionales y extranjeras son un signo de un sistema económico con un crecimiento estable, evolución y consolidación de las infraestructuras. En ese entorno, CRIF tiene el honor de desempeñar un papel estratégico junto con los bancos locales involucrados. Esto es particularmente cierto en este momento muy difícil de la pandemia de COVID-19: estar listo para apoyar la inclusión financiera y el control de riesgos con la infraestructura adecuada de gestión de crédito es un paso clave para apoyar un nuevo comienzo para la sociedad uzbeka, y estamos felices de que el Banco Central de Uzbekistán nos ha otorgado esta licencia”- comentó Davide Michele Meo, Director de Ventas Internacionales y Mercados Directos de CRIF.