Valores estructurados y NPL: resultados del Banco de Italia y nuevas herramientas ofrecidas por el Grupo CRIF

Los bancos europeos todavía no están fuera de peligro. Este fue el hallazgo de un reciente encuentro internacional organizado por la Universidad Católica de Milán, junto con el Grupo CRIF y el Club de Riesgo de Crédito. Los ponentes se centraron en los llamados "activos ilíquidos" mantenidos por los prestamistas, concretamente en los préstamos improductivos y en los valores estructurados (instrumentos financieros sin precios de mercado confiables, y cuyos estándares contables deben registrarse de acuerdo con estimaciones internas).

Durante la reunión, dos documentos de investigación recientes del Banco de Italia fueron presentados y discutidos por un panel que incluyó académicos, analistas y ejecutivos de bancos internacionales, reguladores y autoridades de supervisión.

Rosario Roca, un auditor experimentado del Banco de Italia, y experto en normas contables y prácticas de gestión bancaria, activó las alarmas relacionadas con los valores estructurados. Estos instrumentos financieros, mantenidos principalmente por unos pocos grandes bancos franceses y alemanes, son difíciles de valorar, tanto para los bancos como para las autoridades de supervisión. Sin embargo, todo el mundo está de acuerdo en que incluso un ligero error en los valores atribuidos podría tener un impacto dramático en los activos de los prestamistas. Por lo tanto, es posible que las autoridades de supervisión europeas quieran prestar más atención a este aspecto, que históricamente no siempre ha tenido una alta prioridad en su agenda.

Otro experto del Banco de Italia, Piergiorgio Alessandri, discutió los préstamos improductivos ("NPL"), informando los resultados de un estudio complejo y profundo que analiza datos a nivel de banco individual y prestatario. La investigación no respalda la opinión convencional de que los bancos "agobiados por las NPL" están obligados a prestar menos y a desacelerar la economía. Por el contrario, un aumento en las NPL y una menor demanda de préstamos por parte de las empresas (que lleva a un crecimiento más lento en el crédito) son causados por la misma razón, es decir, el bajo desempeño de la economía real. Por lo tanto, la eliminación de NPL de los balances (como lo solicitó repetidamente el BCE a grandes prestamistas en Italia y otros países periféricos en la zona euro) no es suficiente para impulsar los préstamos y desencadenar el desarrollo económico.

A raíz de estos resultados, el vicegobernador del Banco de Italia, Fabio Panetta, solicitó una acción de supervisión efectiva, pero sin obligar a los bancos a descargar NPL a cualquier costo. De manera similar, Roberto Gualtieri, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Financieros por sus siglas en inglés ("ECON") del Parlamento Europeo, señaló que no se puede imponer un aumento indiscriminado en las disposiciones relacionadas con la NPL en general, a menos que se apruebe una nueva legislación específica.

Andrea Resti, profesor de la Universidad Bocconi de Milán y asesor principal del Grupo CRIF, también abordó las NPL. Su discurso incluyó dos innovaciones recientes que podrían beneficiar estos procesos, como lo demuestran los proyectos piloto desarrollados por CRIF en los últimos meses.

La primera innovación se relaciona con una estimación más precisa de los tiempos de recuperación esperados asociados con diferentes tipos de préstamos improductivos. Las prácticas más comunes utilizadas por los bancos e inversionistas hoy en día se basan en el tipo de exposición, la garantía y el área geográfica, particularmente donde se lleva a cabo el procedimiento judicial. Sin embargo, a menudo se pasan por alto otros impulsores fuertes, incluidas algunas características del prestatario en incumplimiento (por ejemplo, tiempos de recuperación más largos para compañías más grandes). El uso de estos factores adicionales en los modelos de pronóstico de un banco haría que las estimaciones de recuperación sean más confiables, aumentando los precios cuando los NPL se venden a inversionistas externos.

La segunda área en la que se pueden lograr mejoras significativas es el llamado "juicio civil en línea" (OCT) por sus siglas en inglés, que ha sido adoptado por todos los tribunales civiles en Italia durante la última década. La OCT requiere que los documentos legales se archiven y se acceda a través de un sistema en línea y sin papel, y ésto a menudo se percibe como una carga adicional. Sin embargo, puede mejorar significativamente la efectividad del proceso de entrenamiento, p.e., ayudando a los bancos a monitorear de cerca las actividades de los abogados externos, y haciendo posible que los subcontratistas accedan a una amplia base de datos actualizada que los respalda en las acciones de recuperación de préstamos. Sin embargo, para que esto suceda, los datos de OCT deben ingresarse en los sistemas heredados de los bancos, en lugar de ser administrados junto con los antiguos procedimientos de TI de los bancos (lo que lleva a duplicar las cargas de trabajo y a posibles desalineaciones en diferentes archivos).

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la administración de NPL se puede hacer más eficiente, en lugar de simplemente ceder a los requisitos de venta de préstamos de las autoridades supervisoras (a quienes les gustaría que los préstamos no redituables se eliminen rápidamente del balance, incluso cuando tales ventas significan que los bancos pueden renunciar a una gran parte de las ganancias de recuperaciones futuras). En resumen, los prestamistas deben actuar de manera proactiva para evitar que se les ponga a prueba sobre el tema.